Good Clothes Fair Pay: ¡sin salarios dignos no hay moda sostenible!.

Cuando oyes hablar de “ropa buena”, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza?

¿Ropa de marca, cara, lujosa y elegante?

¿Ropa hecha con fibras y tintes naturales?

Para nosotras no hay “ropa buena” si en su confección no se han respetado los derechos humanos de quienes la fabrican.

Y lamentablemente como venimos denunciando desde hace muchos años a través de la Campaña Ropa Limpia, la industria textil –además de ser una de las más contaminantes del planeta- se levanta y sostiene en la explotación sistemática de las personas trabajadoras.

Así que una campaña llamada “Good Clothes  Fair Pay” (“ropa buena, salarios justos”) nos ha parecido muy adecuada para los tiempos que corren y queremos contarte por qué la apoyamos e invitarte a hacerlo tú también.

Good Clothes Fair PayAntes, un poco de contexto.

La situación laboral en la industria de la confección.

La mayoría de las personas que hacen nuestra ropa no ganan un salario digno. De media, su salario es un 45% inferior al que necesitarían para poder mantenerse a sí mismas y a sus familias: llevar comida saludable a casa, vivir en una vivienda adecuada, tener acceso a la sanidad o enviar a sus hijos a la escuela es para ellas muchas veces un sueño.

Trabajadoras de la industria de la confección en Bangladesh. Imagen. Campaña Ropa Limpia

La situación no es puntual: los salarios de pobreza son endémicos en la industria mundial de la confección, y afectan a trabajadores de la confección de todo el mundo (también en Europa).  

Así que si tiramos del hilo de cualquier prenda de ropa de nuestros armarios, lo más seguro es que muchos nos entrelacen con esta cruda realidad.

Seguramente no te estamos contando algo que no conozcas ya. Pero ahora queremos contarte cómo puedes implicarte y presionar para exigir cambios concretos que tengan un impacto positivo en la vida de las trabajadoras de la  industria de la confección.

Un millón de firmas para garantizar salarios dignos en el textil

Esta semana se ha lanzado una campaña llamada “Good Clothes Fair Pay” (ropa buena, salarios justos) a nivel europeo.

¿Su objetivo? ¡Pasar a la acción y conseguir cambios legislativos para combatir esta situación!

Se trata de conseguir un millón de firmas a través de una Iniciativa Ciudadana Europea, y de este modo instar a la Unión Europea a legislar de forma contundente y a obligar a las empresas de la industria de la confección a garantizar salarios dignos para sus trabajadores y trabajadoras.

Una oportunidad única de impulsar un cambio necesario en la manera en que hasta ahora las marcas de moda campan a sus anchas con impunidad, y sin que se les exijan responsabilidades en este campo.

Si ya te estás preguntando "¿dónde hay que firmar?", entra en la web de la campaña y rellena el formulario que verás en la portada.

La campaña la ha lanzado Fashion Revolution, está respaldada por organizaciones como WFTO Europe (si quieres más información sobre la Organización Mundial del Comercio Justo, aquí la tienes), FairTrade International y la Clean Clothes Campaign entre otras.

Si eres de los que piensan que esta recogida de firmas es un gesto simbólico, pero no tienes muy claro de qué forma pueda traducirse en cambios reales...¡entonces el siguiente párrafo te interesa!.

¿Por qué un millón y qué es una Iniciativa Ciudadana Europea?

Good Clothes Fair Pay

La ICE, la Iniciativa Ciudadana Europea, es un instrumento único que permite a la ciudadanía solicitar directamente a la Comisión Europea que proponga legislación en un área de competencia de la UE. Así que es un medio a nuestro alcance para hacer incidencia política.

Para que la Comisión Europea tome en consideración la propuesta, la campaña debe recoger al menos 1 millón de firmas de personas con pasaporte de la UE en el plazo de 12 meses.

Esta campaña seguramente no ocupará las portadas de ningún periódico ni se comentará en ningún telediario, pero puede tener un impacto muy positivo sobre la vida de cientos de miles de familias trabajadoras que viven en la pobreza y precariedad mientras las empresas para las que confeccionan ropa amasan beneficios multimillonarios.

El papel de la Unión Europea

Como mayor importador de ropa del mundo y uno de los mayores mercados consumidores de moda -con más de 260.000 millones de € en ventas previstos para 2022-, la UE debe abordar este modelo injusto y explotador.

Con esta campaña Good Clothes Fair Pay le pedimos a la Comisión Europea que introduzca una legislación con la que se exija a las marcas y los minoristas del sector de la moda que lleven a cabo una debida diligencia específica en su cadena de suministro para garantizar que sus trabajadoras y trabajadores reciban salarios dignos.

El compromiso de las marcas de moda

Está claro que las palabras, los buenos propósitos y los sistemas de auditoría voluntarios no sirven para garantizar salarios dignos. Tampoco sirven para garantizar espacios de trabajo seguros, o para prevenir accidentes laborales (aunque este sea otro tema, también lo denunciamos desde la Campaña Ropa Limpia).

Así que las marcas y minoristas deben establecer, implementar, monitorear y divulgar públicamente un plan concreto para cerrar la brecha entre los salarios reales y dignos. Con esta campaña se exige también a las marcas que  identifiquen los grupos de riesgo especialmente afectados por los salarios bajos: las mujeres, los trabajadores migrantes y las trabajadoras a domicilio.

¿Y nuestro papel como personas consumidoras?

¡Aquí queríamos llegar!.

All you need is less.

Seguro que si te interesa el Comercio Justo, o la moda sostenible y ética… eres una persona consciente de cómo tus elecciones de compra pueden modelar el mundo en que vivimos.

Ejercer un consumo crítico y responsable está en nuestra mano, y nos permite vincularnos a una forma de consumir más sostenible y cuidadora del planeta y de quienes lo habitamos.

Así que, en el terreno de la moda, reducir el consumo desaforado, apostar por moda ética, sostenible y de Comercio Justo, ropa de segunda mano… son opciones muy sencillas a tu alcance.

En nuestra tienda de Comercio Justo encontrarás muchas opciones de moda ética y sostenible. Todas ellas te conectan con historias de empoderamiento, superación y optimismo, como las de las mujeres de Creative Handicrafts en India, las artesanas de Brac Aarong en Bangladesh y otras muchas cooperativas y organizaciones productoras (de moda y otros productos).

Y si no vives en Madrid o no te pilla cerca, te animamos a visitar tu tienda de Comercio Justo más cercana (el directorio de tiendas de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo te puede venir bien).

Pero con este post también queremos animarte a participar activamente en campañas de presión y denuncia y en campañas de incidencia política como Good Clothes Fair Pay. Su impacto a escala global es mucho más transformador de lo que a veces podemos suponer.

Así que esperamos que te animes a unir tu firma a la campaña y a difundirla por las redes sociales y los medios que tengas a tu alcance.

¡Por una moda libre de explotación!

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados